Murió Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor, creció en Londres en una familia de intelectuales, su infancia fue muy infeliz en la Inglaterra de la Guerra Mundial. Elizabeth encontró su salvación a través del arte. Primero comenzó a estudiar danza, luego llego a Los Ángeles con su madre, gracias al cine, que la descubrieron por sus hermosos ojos violetas.

Al principio hizo películas para adolescentes no muy destacadas. Más tarde, hizo “El padre de la novia”, donde ahí se vio que iba a ser una gran actriz. En 1951, exploto su talento en “Un lugar en el sol”.

La extraordinaria actriz participo en 50 películas y fue la merecedora de dos premios Oscar por “Una mujer marcada” en 1961 y “¿Quién tiene a Virginia Woolf?” en 1981. También participo en películas como “Gigante” en 1956, “La gata sobre el tejado de Zinc” en 1958 y “Cleopatra” en 1963.

Taylor, tenía graves problemas de salud que acarreaba desde hace décadas. Rumores que la acechaban y que ella misma alimentaba, su famosa amistad con Michael Jackson, su sentencia a la soledad, la transformaron en un símbolo de la decadencia de los grandes estudios. El orgullo con el que sostuvo sus apariciones frente al publico es un ejemplo del valor que tuvo aquella época.

Puedes enviar un comentario, o trackback desde tu sitio.

Enviar un comentario