Las lágrimas de Naomi Campbell

El lunes pasado, la modelo Naomi Campbell se presento en el talk show que conduce Oprah Winfrey, el más popular de la televisión estadounidense y la modelo mostró su lado más vulnerable.

La modelo aprovechó la invitación a The Oprah Winfrey Show, para explicar sus conocidos ataques de ira, donde se la vio muy arrepentida, demostrándolo con un mar de lágrimas y pidiendo disculpas publicas por los daños causados. “Me responsabilizo de todo lo que he hecho y me da mucha vergüenza”, dijo la morena en referencia a las agresiones producidas en más de una ocasión. “No tengo excusa para mi comportamiento”, alegó.

Hace poco más de un mes, Campbell atacó a un conductor de limusina en Nueva York, quien no presentó cargos contra ella. Dos años atrás, fue declarada culpable por el delito de agresión a dos policías en un aeropuerto de Londres. Un año antes, tuvo que cumplir con una condena de trabajo comunitario, por lanzarle un teléfono a su mucama. En el 2005 un empleado la acuso de golpearlo con su teléfono móvil y cinco años antes también la habían encontrado culpable de tirar a una sirvienta de un auto en movimiento.

“Todo esto viene de algo muy profundo”, la modelo reconoció que una de las causas de su descontrol es la soledad que sufrió durante su niñez. “Viene de otro tipo de desorden emocional porque no se trata de que si no se hace lo que yo quiero tiro cosas. Pienso que deriva de un tema de abandono y que he intentado construir una familia con gente que no lo es. Entonces, cuando siento que traicionan mi confianza, me derrumbo”.

Su madre, que se encontraba entre el público, contó que fue madre soltera a los 19 años y para darle una mejor vida a su hija, la entregó al cuidado de otra familia, para poder seguir con su carrera de bailarina. La modelo al escuchar el relato de su madre, estalló en llanto y pidió disculpas.

Respecto a su adicción a la cocaína, dijo:”Te hacía sentir insaciable pero al final te destruía. Es realmente una droga del demonio”. La modelo se rehabilitó hace seis años.

Puedes enviar un comentario, o trackback desde tu sitio.

Enviar un comentario